Cerveza tostada

La cerveza tostada, más oscura que la rubia y más ligera que la negra es un paso intermedio con identidad propia y fieles amantes en todo el mundo. Una delicia con carácter.

Ver filtros Cerrar filtros

DIFERENTES INTENSIDADES, MARAVILLOSO SABOR

Dentro del término "tostada" encontramos diferentes intensidades en su color, esto es debido a la intensidad aplciada en el tueste de la malta, es un factor tan determinante que en tuestes muy ligeros se llegan a obtener cervezas de tonos rojizos como la Red Ale, un tipo de Tostada muy común en Irlanda o Bélgica.

Cuando se incrementa la intensidad del tueste, los tonos que se aprecian en el producto final llegan a ser terrosos, este es el caso de la Brown Ale y si vamos más allá llegaríamos a la Dark Brown Ale, un tipo de cerveza este que podría llegar a confundirse con la cerveza negra, debido a la intensidad que ofrecen sus tonos

La variedad Ale en las tostadas nos presenta un cuerpo o densidad media, que va incrementandose en función del tono de la cerveza, siendo más densa y potente en boca medida que va oscureciendose. Lo mismo ocurre con la espuma que genera, que va desde tonos suaves hasta beiges siendo estos últimos los más cremosos como ocurre en el caso de las cervezas negras.

El abanico de sabores que podemos encontrar es realmente variado, pero si tuvieramos que definir los pricipales optairíamos por el dulzor de la malta tostada, caramelos, toffes, frutos secos en ocasiones y en las Dark Brown Ale encontraremos con cierta asiduidad, notas de regaliza y licor.

Es un tipo de cerveza que en base a su tueste marida bien con unos productos determinados, las más ligeras por ejemplo hacen buena pareja con quesos de intensidad media, como los semi curados, las más oscuras sin embargo serán grandes acompañantes de carnes guisadas o braseadas o de quesos intensos, como los curados y añejos.