×

Embutido de León

La mejor selección de embutido de León. Artesano, tradicional y elaborado por los fabricantes más reconocidos con muchos años de experiencia a sus espaldas. Disfruta del auténtico sabor de la montaña en tu mesa. ¡Pídelo online al mejor precio!

Embutido de León artesano

Perfeccionando su técnica mediante la experiencia, los fabricantes de los embutidos más típicos de León nos presentan sus piezas más auténticas y sabrosas. Nuestro papel será llevarlas directamente a tu mesa para que puedas degustarlas en el calor de tu hogar. Para ello tan solo tienes que pedir online en nuestra tienda y nosotros nos encargamos ponerlo en tu mesa. Porque no hay nada que apetezca más en las frías noches de invierno que un buen plato de embutido casero. 

Todo comienza por el buen trato y la excelente alimentación de nuestros cerdos, que garantizan unas piezas gourmet al alcance de todos los bolsillos. Y eso es lo que pretendemos y lo que hemos conseguido, poner todos estos exquisitos producto de León en vuestra mesa a un precio mas que asequible. Un proceso de elaboración cuidando hasta el más mínimo detalle hace que la carne embutida que podemos disfrutar sea algo preciado por muchos.

Compra el mejor embutido de León en el formato que prefieras, ya que en MarketSabor puedes conseguirlo en piezas enteras o medias, o tal vez prefieres degustarlo en finas lonchas y de ese modo ahorrarte el tener que cortarlo, ya que de esta manera tienes asegurado un corte profesional y limpio que hará que puedas disfrutar su sabor en todo su esplendor. Realmente cualquier excusa es buena para disfrutar del alimento estrella de nuestra tierra. ¿A quién no se le hace la boca agua solo de pensarlo?

Si decides comprar el embutido en piezas, te recomendamos que dispongas de un cuchillo que corte bien para poder disfrutar la experiencia del mejor modo posible. De esta manera podrás cortar las lonchas o tacos como desees.

Maneras de comer embutido de León

Como se suele decir, "cada maestrillo tiene su librillo". No podríamos estar más de acuerdo con este refrán, ya que puedes comer el embutido de León de casi cualquier manera posible. ¡Combina a la perfección con cualquier plato que se te ocurra! Te presentamos nuestras sugerencias. Puedes deleitarte saboreándolo en un delicioso bocadillo con un toque de aceite de oliva, adornando tu ensalada con tacos o finas lonchas de jamón, o bien acompañarlo con cualquier otro plato como entrante del mismo. Esto último es un recurrente en nuestra gastronomía.

Maridarlo con un buen vino o con una cerveza siempre es una buena opción que complementa a la perfección con nuestro plato estrella, ofreciéndole un refrescante toque que además potenciará el sabor del embutido. Improvisa y saca al chef que tienes dentro, ya que nada está escrito y a veces probando es como se consigue la mejor combinación para cada uno.

Muchos de los platos típicos de nuestra tierra sacan su genuino sabor gracias al embutido que se usa en ellos. Estamos hablando con toda seguridad del tipo de alimento más usado y consumido en toda España, y teniendo en cuenta la grandeza y variedad de nuestra gastronomía, esto no es algo para nada banal.

Tipos de embutido de León

Se podría decir que el embutido más típico de León es la cecina, principalmente porque todos los expertos coinciden en que no podrás encontrar una igual en ningún otro lugar. Su sabor, su aroma, su textura... un bocado genuino que todo el mundo quiere probar, y cuando lo prueban, todos quieren repetir. Por algo será ¿no os parece?

En segundo lugar nos encontramos con la morcilla, tan exquisita como demandada. Este manjar hecho en su mayor parte con sangre de cerdo y cebolla, es uno de los platos mas típicos que se pueden encontrar en León, y que sin duda no deja indiferente a nadie.

No podemos olvidarnos del chorizo artesano que se crea en esta rica tierra, con un sabor y un aroma que nos recuerdan a la verdadera cara de la montaña, la mas escondida pero a vez la mas maravillosa. ¿Acaso hay alguien a quien no le guste?

El jamón con denominación León viene seleccionado de las mejores piezas y se cura con los métodos tradicionales de la montaña, lo que le da una textura y un sabor irresistible para cualquiera.

Pero si hablamos de embutido típico de León, sin duda tenemos que hablar tanto del botillo como de la androlla, especialmente conocidos en la región del Bierzo pero que cada vez se consumen y se compran en mayor medida en el resto de nuestra tierra. Posiblemente menos conocidos que algunos de los anteriores, pero solo tendrás que probarlos para que hablen... o mejor dicho deleiten por si solos.

Por supuesto no nos podíamos olvidar del salchichón, fabricado con las técnicas más tradicionales de la montaña de León, heredadas durante muchas generaciones y perfeccionando la técnica hasta el más mínimo detalle. Por último y no menos importante, el lomo, un complemento perfecto para cualquier entrante, aportando ese toque de sabor tan característico.

No hay ningún embutido en el que León no tenga su denominación de origen implantada, con un gran calado en toda la sociedad, nuestro embutido es de los mas, si no el más reconocido en el ámbito nacional.  Si eres de los pocos que aún no lo ha probado, ya no tienes excusas para no hacerlo. Si ya lo has probado, no diremos nada más porque repetirás seguro.

Historia del embutido de León

A lo largo de la historia las maneras de adquirir el embutido han ido evolucionando tanto que ya podemos comprar online desde el salón de nuestra propia casa, pero no debemos olvidar que esta facilidad que tenemos ahora para adquirir estos productos ha llevado un largo proceso de elaboración y cambios al lo largo de un proceso de transición.

Todo comenzó en el momento en que la sal se empezó a utilizar para conservar los alimentos. La primera vez de la que se tiene constancia del uso de esta sustancia data en el año 3000 a.c. aproximadamente, momento en el que ya se empezaron a comercializar los alimentos sazonados. En aquel momento la sal no era de uso común debido a que tenía un precio elevado y el proceso de obtención no era tan sofisticado como ahora. Se cree que la primera aparición del embutido data de la época de los Romanos.

Más adelante se empezó a conservar la carne cortándola en finas tiras para que estas pudieran secarse al sol. Al descubrirse el fuego se pudo empezar a conservar mucho mejor usando el ahumado.

Casi entrado el siglo XVI ya se empezó a criar el ganado para posteriormente despiezarlo para venderlo, aunque con los cerdos este despiece se solía usar para hacer en casa los embutidos, tradición que sigue perdurando hasta el día de hoy.

Con la llegada de la globalización todo el proceso de producción y comercialización se ha ido extendiendo a lo largo del globo, llegando un punto de perfeccionamiento que se nota en nuestros paladares.

Recetas de embutido de León

Pocos tipos de alimentos son tan versátiles como el embutido de León, ya que existen una multitud de posibles combinaciones con las que se puede disfrutar de su increíble sabor. Desde jugar un papel fundamental en platos típicos calientes como las lentejas o el cocido, hasta poder disfrutarlo en solitario y en frio con pan.

CAZUELA DE EMBUTIDO DE LEÓN: Nutritivo plato elaborado con longaniza, chorizo y morcilla. Se añade a una cazuela junto con tomate, bacon, sal, orégano y pimentón, todo cocinado, y coronado en la cima por un huevo. Se calienta en unos pocos minutos en el horno y ya está listo ser presentado.

Ver la receta paso a paso

TORTILLA DE EMBUTIDO DE LEÓN Y PATÉ IBÉRICOS: Prepara la patata y los huevos para una jugosa tortilla, y añádele trocitos de embutido ibérico para darle un toque especial. Una vez la tengas hecha a tu gusto, quita con un molde la parte central y sustitúyela por el paté. ¿A quién no le apetece probarla?

Ver la receta paso a paso

COCIDO: Qué decir del cocido que no sepamos todos ya. Madrileño, Montañés, Asturiano, Andaluz... hay muchos tipos, cocinados y servidos de maneras distintas, pero la esencia es común, y su sabor, único. No se trata de juzgar cuál es mejor, si no de agradecer que tengamos tantas maneras de poder probarlo.

Ver la receta paso a paso


Preguntas frecuentes sobre el embutido

¿Qué es el embutido?

Se llama embutido a los derivados o preparados de ciertas carnes especiales, las cuales son picadas y sometidas a procesos de curación. Adicionalmente se les añade otro tipos de condimentos, como restos y grasas de cerdo, productos vegetales o especias, que se introducen en tripas naturales de animal, o en algunos casos artificiales.

¿Cómo se hace el embutido?

1. Se preparan las materias primas

2. Se pica, mezcla y amasa toda la carne

3. Se mete todo en una tripa de cerdo

4. Se cuece la tripa con el condimento dentro.

5. Se ahuma

6. Se deja el tiempo necesario para que pueda madurar y secar

¿Es sano comer embutido?

Como todo en la vida, hay que comerlo en su justa medida, pero el embutido claro que aporta beneficios muy saludables para nuestro cuerpo, al contener potasio, zinc, magnesio y fósforo, entre otros. Si la carne es de calidad mejores serán sus propiedades. Se recomienda especialmente para personas propensas al mareo.

¿Cual es el embutido mas sano?

El embutido más sano es el jamón, ya que aunque contenga mucha grasa, se trata de las monosaturadas, que son saludables y ayudan a regular el colesterol. Igual de sana es la cecina, un superalimento con muchas propiedades que cada vez usan más en su dieta los deportistas. Le siguen el lomo, el chorizo y el salchichón, todos beneficiosos si se consumen en su justa medida.

¿Cuales son los beneficios del embutido?

Los embutidos contienen muchas proteínas y con mejores componentes y beneficios que el resto de alimentos, es por ello que se recomienda en las dietas, y especialmente para personas que tienen carencia de hierro en su cuerpo, llegando a combatir la anemia con grandes resultados. Sin duda el embutido es un alimento imprescindible en nuestra dieta que nos aporta la energía necesaria para todo el día. Prueba de ello es que España es el segundo país del mundo con mas esperanza de vida.

¿Cuales son los embutidos más consumidos en España?

Si hablamos del rey del embutido, este es sin duda el chorizo, consumido en casi cualquier rincón de España. En segundo lugar nos encontramos con el salchichón, un clásico que nunca falla. En último lugar del podio, la morcilla, cocinada de muchas maneras distintas, pero todas con su encanto y toque especiales.