Jamón de León

El jamón es un producto sobradamente conocido por todos, en nuestra tierra de clima seco y frio en invierno, se dan las condiciones idóneas para alcanzar la tremenda calidad que conseguimos en nuestros jamones y paletas ibéricas de León.

Ver filtros Cerrar filtros

El jamón, un clásico que no pasa de moda

El jamón de León es un producto obtenido de las patas traseras del cerdo, es llamado paleta o paletilla cuando procede de las patas delanteras, en ambos casos el proceso es el mismo carne sometida a un proceso de salazón y curada o secada al aire, las temperaturas bajas y los climas secos favorecen enormemente este último proceso.

En función de la raza del cerdo del que se obtiene la carne para el proceso da lugar a dos tipos de jamón, el que podríamos llamar normal procedente de la raza blanca y el ibérico, incluyendose dentro de esta última clase el jamón de bellota, nombre que se le aplica debido a la alimentación del animal y que tiene varios niveles de calidad caculados a partir de la cantidad de bellota consumida.

Cosas que debemos saber sobre el Jamón de León

Todos los expertos coinciden en un factor tremendamente importante, la temperatura, esta debe oscilar 21 y 23 ˚C, esta premisa es debida a su influencia en la grasa intramuscular que adquiere una textura, color y jugosidad idóneas. También está la forma en que las lonchas se cortan, quizás esto es más conocido por el gran publico, siendo un producto tan consumido hay cierta cultura adquirida en torno al jamón y es que la mayoría sabemos que las lonchas finas benefician enormemente la experiencia al consumirlo en cuanto a textura y sabor.

De nuevo un dato con respecto a sus propiedades sobradamente conocido, es un alimento sano, su alto contenido oléico, los grandes beneficios aportados a los problemas con el colesterol, la abundancia de vitaminas de los grupos E y B, y un alto grado de proteína en su carne hacen que este delicioso manjar sea un fijo en nuestras mesas, tanto dentro como fuera de nuestros hogares consumimos con placer este gran producto que se produce en nuestra tierra. 

Muy parecido, no significa igual

Debemos diferenciar entre dos productos muy similares pero muy diferentes entre si, te lo explicamos de forma sencilla. El jamón serrano y el jamón ibérico de León, si bien son parecidos, no son el mismo producto. Aún procediendo del mismo animal, las diferencias que se generan en el resultado final en función de la raza del cerdo son determinantes. Aroma, color, sabor y textura son características que inciden tremendamente en el resultado final cuando llegan a nuestro paladar.

Por ejemplo el color rosado del jamón de León proveniente del cerdo blanco, contrasta con el rojo más intenso que tiene en su carne el cerdo ibérico, en el caso del olor se produce un caso similar, el ibérico tiene un olor muy particular y penetrante. La sensación en boca que produce el jamón ibérico es más compleja, más sabrosa y más intensa frente al jamón serrano tradicional que contiene menos grasa intramuscular y tiene un sabor más salado. 

Por último una buena forma de distinguirlos a simple vista, es que la pieza de jamón ibérico es más pequeña y estilizada y termina generalmente en una pezuña negra.

Entender lo que compramos

Es justo decir que únicamente los cerdos alimentados y criados de forma natural y sana, generan estos beneficios en nuestro organismo cuando consumimos su carne. Hoy en día comprar Jamón de León de calidad media-alta y asequible para todos los bolsillos es relativamente fácil, desde aquí te animamos a que confíes en los productores leoneses, por nuestra parte pensamos que lo mejor que podemos hacer, es poner a tu disposición la herramienta para que compres Jamón de León online, cómodamente sentado en tu sofá, y esperes relamiendote a que el repartidor llame a tu puerta. Lo demás te lo dejamos a ti, ¡buen provecho!

Recetas para el Jamón de León

CROQUETAS DE JAMÓN IBÉRICO

Si hay algo delicioso, suave y que llena tu paladar de sabor, son unas buenas croquetas caseras. En este caso y como no podía ser de otra manera os traemos una receta para que hagáis unas increíbles croquetas de jamón ibérico de León. Venga, lavaros las manos y a la cocina.

Ver la receta paso a paso

ALCACHOFAS AL HORNO CON JAMÓN IBÉRICO

Estamos ante una receta realmente sana y nutritiva, las alcachofas son un gran producto que combina especialmente bien con el potente sabor del jamón ibérico. Su preparación carente de grasas innecesarias, hacen de esta receta algo exquisito y sobre todo sano. Es dificil equivocarse en la limentación de la familia si utilizamos productos como los que incluye esta receta.

Ver la receta paso a paso

BURRITOS DE CALABACÍN Y JAMÓN IBÉRICO AL PESTO

Vamos con algo divertido, su autora dice que esta receta nació del hambre y las prisas, pero a veces encontramos un resultado óptimo conseguido por las exigencias de lo cotidiano. Nosotros estamos seguros que si os arriesgáis un poco con esta receta y no hacéis lo de siempre... Bueno os dejamos intentarlo, ya nos contaréis.

Ver la receta paso a paso